domingo, 19 de febrero de 2017

Mi jardín

Cada vez me cuesta más pasarme por aquí, con lo "rápido" que es todo en facebook, instagram...

La colcha ya tiene casi el aspecto final, bueno espero que al final se vea menos arrugada!
Normalmente cuando llega la hora de poner las bandas ya soy deseando empezar otra cosa y no me complico mucho la vida. Esta vez ha sido un poco diferente. Supongo que el hacerla en grupo me ha enganchado más y, aunque tengo varias ideas en la cabeza, he conseguido aparcarlas un poco, por las menos hasta que empiece a acolchar... lo que, por cierto, no me apetece nada!

Qué os parece? Os gusta?




Feliz semana
Bss gordos
M.

lunes, 30 de enero de 2017

Mi Jardín

A veces las cosas salen rematadamente mal. Otras, para compensar, parece que estaban destinadas a ser lo que terminan siendo y cuando llegas al final (o casi) tienes la sensación de ese momento de paz, en el que todo encaja, todo es (casi) perfecto. Creo que la felicidad consiste en saber disfrutar de esos pequeños (pero mágicos) momentos.

Lo que empezó como funda de papelera, fue creciendo a micromanta

y luego hubo un plan B y un plan C y descubrimos que pajarito era un colibrí


Y conocimos a una familia de bichosbola temerarios o mariquitas o tortugas o caracoles... ¿quién puede estar seguro?

Capaces de permanecer unidos pase lo que pase


total que la micromanta llegó al nivel de mantita de sofá... 

Y ese momento en que pusimos todos los bloques juntos, para la foto... fue un momento de esos.

Gracias por empujarnos a que la mantita fuese creciendo, está siendo muy muy divertido
Besos gordos,
M.

martes, 3 de enero de 2017

Reciclaje. Fase II

Creo que me gusta bastante el resultado, aunque podría haber quedado más pulcra, pero bueno... las arrugas le dan un toque rústico que tampoco le hace daño. 


Ahora dudo entre repetirlo (cambiando telas y la distribución, para que no sea exactamente igual) y hacer el mini quilt que era la idea original o empezar algo completamente diferente ... que es lo que más me apetece porque me encanta empezar cosas.

Ya os contaré. De momento voy a tratar de convencer a Carol de que la cesta no es suya ;)

Bss gordos,
M.



domingo, 1 de enero de 2017

Reciclaje. Fase I


Nuestro primer proyecto del año llevará:

- una regadera, muy grande... mucho. Creo que con el acolchado intentaremos simular el agua que riega la casita 
 - una jarra florida, que intentamos se parezca a la de la entrada anterior
 - la maceta de Epi (el de Epi y Blas), donde vivían los nabuconodosorcitos (para mí lo mejor de Barrio Sésamo, seguido de Super Coco)
 - y un gatazo (aunque la flor de la derecha es más grande todavía...)
En cada bloque se repite alguna de las figuras de los otros, así que le da un aspecto de conjunto. La idea inicial (antes de la fiebre recicladora) era hacer un panel con dos filas y en cada una un bloque pequeño y uno grande. Separados por unas tiras y en los bordes algo mono, quizá con lanas, o con algo bordado... 

Pero no, vamos a intentar cubrir la papelera (o lo que sea) que no es que esté en mal estado, pero es bastante fea y poco útil (con tanta separación entre los barrotes). Creo que puede quedar bastante más mona, pero si no se nos da bien pues nada... volveremos a la idea original, que es bastante más fácil.


Bss gordos,
M.



martes, 27 de diciembre de 2016

Propósitos de Año Nuevo

Nuestros propósitos para 2017 de momento son:

Uno: hacer un viaje chulo de esos en los que vamos a descubrir lugares mágicos de España, a llenarlos de risas disfrutando de cada minuto que estamos juntas
Dos: conseguir pasar de 25 jugando a las palas (somos unas matadas pero lo llevamos con humor)
Tres: encontrar una caracola para tener en casa el sonido del mar (si este año no la encontramos estoy dispuesta a comprarla, pero exigiré certificado de denominación de origen "made in Cantábrico")
Cuatro:leer juntas nuestro libro favorito otras 3 veces más
Cinco: hacer perecitas todo el día por lo menos una vez al mes
Y seis: reciclar por lo menos 12 cosas

No es una lista muy seria, pero nos hemos prometido tomárnosla muy pero que muy en serio.

Para ir prácticando el último punto (reciclaje) empezamos con una probeta antigua, piedras de la playa y un tulipán-mariposa :

Luego nos lanzamos y salió esto:

No es muy original (casita, floripondio y pajarito)... pero queda mono :)

Y ya tenemos seleccionados nuestros próximos tesoros escondidos:

No sé si seremos capaces de encontrar alguna idea divertida para cada uno o si nos quedaremos en lo obvio (como ponerle una pantalla nueva al pie de lámpara), pero por lo menos pasaremos un rato entretenidas



Besos gordos con nuestros mejores deseos para 2017
M

viernes, 23 de diciembre de 2016

Mi aspiradora quiere una funda

Ahora que tenemos bolsita nueva para recoger las basuritas varias que voy generando mientras coso (eso incluye hilos, recortes de papel, envoltorios de chuches, recortes de tela, más envoltorios de  chuches...) Carol dice que la aspiradora se va a poner celosa y tenemos que hacerle una funda.

(Me niego. Creo que es el electrodoméstico que peor me cae con diferencia.)



Acabo de darme cuenta de que saqué la foto incompleta, entre los pájaros-ballena (si les quitas el ala y  les bordas un chorrito de agua en la cabeza... dan totalmente el pego ) va un corazón y un cascabel con un imperdible de esos ferruñosos. Así sin ellos se ve un poco soso.

El floripondio (de quita y pon) puede servir de alfiletero. Queda un poco con los pétalos a lo loco, pero nos ha hecho gracia, parece que está entre mustio y despeinado, como si lo hubiera pillado una buena ráfaga de viento al pobre.

Espero que tengáis una muy feliz Navidad 
Bss gordos
M.

sábado, 17 de diciembre de 2016

un regalo pequeñín

Un panel chiquitín y rápido, algo navideño (de esas navidades de los sitios en los que hace frío y nieva), sin mucha complicación:



Ya sé que es un poco extraño con sus alas y su nariz de zanahoria, medio ángel, medio muñeco de nieve y para terminar... plantado en una maceta, pero a nosotras nos gusta imaginarnos así al ángel de la Navidad, frío por fuera y con un enorme corazón.

(Si la explicación no os convence, pensad que lo bueno del patchwork es precisamente que no tiene porque tener sentido. Se trata de jugar con formas, colores y texturas. Pura diversión. No más.)

El tamaño terminado (sin margen) es de 12 cm x 28 cm. Lleva un botón de pajarito de le P'tit Bûcheron y una rama que nos dejó en el playa el mar Cantábrico.

Os dejo debajo los dibus, por si os apetece hacerlo.
(Ya sabéis: nada de vender, comerciar, publicar, etc.)

Bss gordos,
M.